Distrito 14 Historia de un Grupo de Rock Ahora Disponible en Amazon Prime

Por fin se puede ver nuestra película “Distrito 14 Historia de un Grupo de Rock” dirigida por Juanma Bajo Ulloa en Prime Vídeo de Amazon Prime. No pierdas esta gran oportunidad para verla. No te arrepentirás.

Te invito a seguirme en Facebook e Instagram

LA GENERACIÓN DE LA ILUSIÓN por Mario Casanova

“El 3 de Octubre de 1981 tenía yo 17 años recién cumplidos y la ilusión de mi vida era formar un grupo de rock. Ya había formado un primer grupo siendo prácticamente un niño, a los 12 años, junto a mis mejores amigos del barrio. Así que habíamos pasado directamente de nuestros juegos infantiles a recoger cartones por las calles para venderlos a peso y así, de este modo, habíamos podido comprar un par de bongós y unas rudimentarias pastillas electromagnéticas para hacer sonar nuestras guitarras españolas algo parecido a las eléctricas que escuchábamos en los discos.

Aquél primer grupo al que llamé “Zen” duró unos tres años. Fueron unos momentos imborrables. Siempre andábamos descubriéndonos unos a otros a aquellos grupos y artistas maravillosos de los 60 y 70, que pasaban a formar parte de mi lista de héroes particulares: Pink Floyd, Deep Purple, Santana, Rolling Stones, Tangerine Dream, Eric Clapton, David Bowie, Lou Reed… Una lista interminable que junto a mis grupos y artistas españoles preferidos de entonces – Triana, Asfalto, Miguel Ríos, Ramoncín, Leño, Topo, Paco de Lucía, Lole y Manuel… – fueron conformando, poco a poco, un altar de posters en mi habitación del que despedirme cada noche, antes de acostarme con el walkman prendido en mis oídos.

Todas las noches me dormía escuchando cassettes copiados con la música de aquellos enigmáticos y lejanos artistas que, sin embargo, sentía tan cerca cuando las luces se apagaban y quedaba solo ante ellos en mitad de la oscuridad. Cuánta fuerza me dieron para resistir las dificultades, las cosas malas de la vida, una atribulada vida de adolescente de barrio en el final de una ciudad dormida. Muchas veces pienso lo afortunados que fuimos. Entre nuestros juegos de niños un día la música vino, se quedó para siempre y nos hizo diferentes. Y nos dio una guía, una razón y quién sabe, quizá hasta nos salvó. Y aquél 3 de octubre de 1981 ya siendo unos jóvenes muchachos nos encaminó hasta el campo de fútbol de La Romareda.”

Continua leyendo aqui…