Por Priscilla Torres

El Teatro Aguijón arremete una vez más con una pieza teatral de gran crítica social.

“La Fulana Respetuosa” es el nombre adaptado en Chicago a la obra de Jean-Paul Sartre, La puta respetuosa, que fuera presentada por primera vez en 1946. La co-directora del Teatro Aguijón, Marcela Muñoz, protagoniza esta obra con el papel de Lizzie MacKay, la prostituta.

Muñoz cuenta que este ha sido el personaje más difícil que le ha tocado interpretar, pero sin duda se siente feliz haber sido escogida para representar a la fulana.

“Estoy emocionada de no ser la directora … he podido ser egoísta al dedicarme sólo a concentrarme en mi personaje,” comentó Muñoz.

Esta situación le ha permitido tomar el tiempo para construir tan complejo personaje y no tener que enfocarse en dirigir a todos los actores de la obra, como lo ha hecho en muchas otras oportunidades.

“La Fulana” examina principalmente un tema que aún continúa siendo de gran controversia: el racismo. El espectáculo nos presenta como una prostituta es obligada por la policía a acusar a un hombre de raza negra de un crimen que no cometió. El título de la obra surge debido a que la prostituta parece ser más “respetuosa” que las autoridades establecidas, ya que no está de acuerdo con la patraña que se está creando.

Pero además, se discute el poder político, el sexo, el abuso de la autoridad y la misoginia. La puesta incluye boleros, interpretados por la artista Alba Guerra. La acción se traslada a un bar de “mala muerte,” convirtiéndolo en un “concierto teatral.”

El montaje está dirigido por el actor cubano, Sándor Menéndez, quien comenta que se trata de una obra que encaja perfectamente en esta realidad.

“Es un texto incómodo que nos deja muchas dudas y que a su vez tiene respuestas directas. Es visceral y llena de humor amargo que provoca dolor. Los personajes son sanguíneos, monstruosos, lo dicen todo y también ocultan mucho. Llenos de gestos, posturas, miradas y temor, ese temor que siempre tenemos de sabernos humanos y podridos,” dice Menéndez. La obra está adaptada para el público de Chicago, con el propósito de que la audiencia se sienta identificada con los personajes y el mensaje sea más claro y directo.

Y aunque el espectáculo es completamente en español, habrá subtítulos en inglés para las personas que deseen disfrutar de una de las obras más representativas de la dramaturgia contemporánea.

14 de marzo – 13 de abril; viernes y sábados 8 p.m., domingos 6 p.m.
Teatro Aguijón, 2727 N. Laramie Ave.
$20 entrada general; $15 estudiantes y mayores de 60 años de edad

Realiza en español con supertitulos en inglés/ Performed in Spanish with English supertitles

[Photo: Aguijón Theater]

Share this! (You know you want to.)

Got something to say? Say it loud!